Boletines de Misión Cristiana Elim 2016

75dd8b96-cb5d-42d6-81b7-da68e3f37901

PLANTANDO UNA IGLESIA CELULAR

Una de nuestras primeras iglesias filiales en los Estados Unidos fue la que se ubicó en la ciudad de Los Ángeles. La iglesia nació bajo el sistema celular desde el primer momento. Posteriormente, comenzaron a aparecer las iglesias hijas de esa congregación inicial. Una de las hijas se asentó en el Valle de San Fernando, una hora al norte de Los Ángeles. En ese lugar la iglesia se estableció en la ciudad de Panorama siguiendo siempre el modelo celular. Las células se fueron extendiendo por el área del Valle hasta que llegaron a la ciudad de Reseda. Allí, el fenómeno de la multiplicación permitió que el numero de personas en las células llegara a varias docenas.

Dado ese crecimiento, en marzo de 2000 se decidió enviar al joven Jorge Peña, quien llegó como obrero responsable de las células en esa ciudad. La multiplicación continuó y otorgó a las células la capacidad de rentar un local para las celebraciones. Las células continuaron multiplicándose aún más y después de pasar por dos locales, cada vez con mayor capacidad, la iglesia dio el salto para comprar un edificio ubicado sobre una de las principales calles de la ciudad. En la actualidad, nuestra iglesia en Reseda ha sobrepasado las 5,000 personas y se ha convertido en nuestra filial más numerosa en los Estados Unidos. Es un ejemplo de iglesia que se plantó a partir de una célula.

LA IGLESIA CELULAR Y LOS EVANGELISTAS

El sistema celular es capaz de reunir a cientos o miles de personas cada semana en las casas. La cantidad de personas alcanzadas por las células es similar a la que los evangelistas pueden reunir en sus eventos evangelizadores. Es un esfuerzo evangelizador amplio y constante. ¿Una iglesia celular necesita de evangelistas cuando tiene tan amplios resultados y sin los costos de los grandes eventos? La respuesta es sí. El ministerio de evangelista no es una ocurrencia humana sino un don que el Señor Jesús ha otorgado a su iglesia. Teniendo en cuenta que la iglesia del Nuevo Testamento se reunía en las casas, es evidente que el modelo bíblico completo es el evangelista sirviendo a la iglesia celular.

En realidad, los resultados del evangelista se aprovechan mucho mejor cuando la iglesia es celular. La razón es que la iglesia celular está preparada para atender a los nuevos conversos de mejor manera que una iglesia tradicional. ¿Qué puede hacer una iglesia tradicional con 300 nuevas conversiones en un solo día de evento con un evangelista? En cambio, para una iglesia celular, atender a 300 nuevos creyentes es fácil: se les distribuye entre las células. Si la iglesia tiene 100 células le corresponde un promedio de 3 nuevos conversos por célula. Una cantidad muy fácil de manejar y que por el carácter de las células se convierte en un cuidado permanente y discipulador.

Esa es la manera cómo Dios diseñó su iglesia. Pueden existir otras maneras de ganar a las personas para Jesús. Pero, si queremos seguir el modelo del Nuevo Testamento, invita a un evangelista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s