La Oración del Señor

La oración del Señor es uno de los rezos más famosos del mundo, conocidos de memoria por cientos de millones de personas. Según San Lucas 11:1, Jesús enseño esta oración a sus discípulos en “un lugar” cerca de Jerusalén.

Hoy la iglesia Pater Noster (“Padre nuestro” en Latín) se encuentra en el lugar donde Jesús hizo su famosa solicitud a Dios: ” El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy”.

Las palabras originales que Jesús uso eran en Hebreo o Arameo. Es muy probable que la expresión original que uso era “lejem jukenu”, quizás como referencia al “pan necesario” en Proverbios 30:8. Por tanto, lo que Jesús quiso decir originalmente fue “danos la porción adecuada de pan cada día”. Cuando los evangelistas tradujeron esta frase a griego, acuñaron una palabra nueva: epiousia, que no aparece en ninguna otra parte del Nuevo Testamento.

Es una palabra compuesta de epi (sobre) y ousia (el ser) – que podría significar algo similar a “Lo necesario para existir”. Así que, cuando recitamos la Oración del Señor y decimos “el pan de cada día” no es una traducción mala, más bien unidimensional. No trasmita el sentido de extrema necesidad, la idea que dependemos de esta porción de pan para obtener vida.

Jonathan A. Lipnick
Jonathan Lipnicki es un candidato doctoral en Estudios Cristianos tempranos en la Universidad de Harvard. Tiene títulos MA en estudios religiosos de la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Universidad de Harvard y una licenciatura en estudios religiosos de la Universidad de Indiana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s